Cloby Informática Mancor de la Vall Balears, Illes

No requieren una gran inversión

01/09/2016


Muchos autónomos y gerentes o propietarios de pymes a menudo piensan que las aplicaciones móviles sólo merecen la pena para las grandes empresas y compañías, algo que es realmente erróneo. Consideran que desarrollar una app resulta un desembolso excesivo de capital, que ofrecen funciones demasiado específicas para lo que realmente necesita su negocio y que son demasiado complicadas de utilizar y no le van a sacar la suficiente rentabilidad.

Esto es algo que me gustaría desmentir completamente, ya que cualquier negocio puede beneficiarse de las ventajas de una app, independientemente de su tamaño. Es más, basándome en la importancia que tienen las aplicaciones móviles para algunas empresas actualmente (ya sea en el mercado o de creación específica), muchas de estas empresas se verían limitadas ya que no serían capaces de funcionar correctamente sin las mismas.

Otro aspecto a tener en cuenta en este punto sería el uso que se le quiera dar a la app y el nivel de implicación con la inversión realizada por parte de la empresa. Crear una app no es sinónimo de negocio seguro, sino que es un elemento más dentro de la actividad del negocio al que hay que prestar una especial atención y cuidado al igual que en el resto de tareas, actividades, funciones y detalles que se puedan requerir para el correcto funcionamiento de la empresa y la rentabilidad y eficiencia de todos los elementos productivos.

Es muy importante informarse bien sobre los precios, tener claro cuánto puede costar crearla y el coste de su desarrollo y mantenimiento, para no llevarte sorpresas o que te puedan engañar. Todo dependerá del nivel de funcionalidad, presupuesto y objetivos que se tengan para crear la aplicación. Para ello, debes conocer las características clave que determinan el precio app y tener claro que puede resultar una inversión importante para cualquier empresa, aunque dependerá de cada tipo de negocio.